Cultivamos desde el aire

Todos los agricultores trabajarán con dones en unos pocos años porque podemos detectar plagas y zonas con falta de riego, controlar zonas en peligro de incendio y medir fincas con exactitud en cuestión de minutos. Además, se pueden cubrir más de mil hectáreas en una hora y gracias a la gran calidad de imagen que ofrece el 4K podemos monitorizar cosechas y rebaños.

Además de la perspectiva aérea y la gran calidad de imagen podemos indicar el perímetro de grandes extensiones de terreno. De este modo se puede saber donde se debe trabajar la tierra o qué zonas necesitan más riego.

El control desde el aire va a ser la forma más rápida y eficaz de recopilar toda la información necesaria acerca de la ganadería, sobre todo la que se encuentra dispersa en una zona amplia.

La posibilidad de cubrir grandes áreas en poco tiempo nos permite inspeccionar enormes zonas de terreno